15 jul. 2010

Oxymoron! - O!


"Kosmische Musik, Punk Ambient, Free Form Post-Rock, Extreminimalism, Psychedrone, Spacecore, No Age, Furniture Post-Black Ambient Metal Machine Music..." con estos bizarros géneros se autodescriben los integrantes de Oxymoron!, un trio de la Ciudad de México conformado por Brian Henry (guitarra, producción), Pedro Páramo (teclado, guitarra) y Erick (bajo).

Este es el primer disco (larga duración) de Oxymoron!, podemos hayar en el improvisaciones psicodelicas en forma libre cargadas de efectos, distorsión y demás sonidos de otros mundos, solos en forma libre, atmósferas oníricas, producción en lo-fi para aprovechar las ventajas de grabar con una calidad asquerosamente baja, un par de collages de improvisaciónes y tomas fallidas para crear piezas nuevas e independientes (utilizando el "estudio" como herramienta compositiva a la manera de Faust) y otredades como el uso de la aplicación de iPhone "Bloom" de Brian Eno pasada a través de efectos varios para crear atmosferas distorsionadas en el último track...

No es rock, no es noise, no es jazz, ni ambient... es música libre que no necesita de prejuicio ni denominativo alguno (excepto tal vez los géneros que fueron mencionados al inicio del post) aunque si de una influencia se pudiera hablar, esta sería la música experimental alemana de los años 70's

Se recomienda escucharlo en Windows Media Player para evitar la tirania antivolumen eso de Apple con su iTunes...

Get Deaf!

1 comentario:

  1. hola! escribí unas mini reseñas de las canciones que mas me gustaron del disco:

    Metástasis.
    El océano y la mente humana tienen cierta afinidad, aún hay mucho dentro de cada uno de ellos que se desconoce y que se puede descubrir. Y si en el perímetro de las orillas de la mente humana y el océano pudiésemos colocar un instrumento metafísico-musical (llámese órgano eólico, o algo por el estilo) por el que se pudiera filtrar la fuerza atmosférica existente entre los 2 parajes, sonaría como METASTASIS.


    The Raw House.
    Con una base enajenante, que emula el engranaje de una máquina que trabaja eternamente (quizá la maquina encargada del reciclaje de todos los desperdicios informáticos a los que se nos sobreexpone todos los días) suena THE RAW HOUSE, rodeada de distorsiones despiadadas que apuñalan a su victima siempre en el mismo lugar, al igual que lo haría un asesino serial con un cadáver que dejó de tener vida desde hace ya varias horas. Al final, logramos salir del trance de esa maquina para elevarnos/hundirnos en una atmosfera sonora similar a la del principio, (¿el eterno retorno Nietzscheano acaso?) pero ya con nuestras almas mas limpias o bien, quizá mas envueltas en la inmundicia que antes.


    att MONSIEUR FANDO

    ResponderEliminar